Hemos implementado una sala de secado para nuestros cultivos de plantas medicinales y aromáticas. Se trata de una sala construida con mallas de color negro que absorben el calor del sol a no más de 40 grados, limitando su entrada en forma directa, logrando una semioscuridad y permitiendo recircular el aire libremente evitando la formación de hongos. De esta manera se genera en su interior unas condiciones óptimas para que el secado sea de forma homogénea sin destruir los principios activos de nuestros productos.