Your cart

No products in the cart.

Plantas medicinales y aromáticas

 

Las plantas medicinales se han utilizado desde hace milenos como remedios naturales por todas las culturas del mundo, y también como materias primas básicas en la producción de medicamentos, pues fueron durante mucho tiempo el único depósito farmacológico para médicos y farmacéuticos.

De hecho, la mayoría de los medicamentos han tenido origen en los compuestos de las plantas e incluso en los países altamente industrializados el 40% de los fármacos proviene de fuentes naturales.

 

Los componentes activos de las plantas y hierbas medicinales son muy diferentes y a menudo despliegan sus facultades curativas solo en combinación de unas especies con otras.

 

En Aroma cultivamos líneas de plantas medicinales y aromáticas con alto contenido en aceites en un contexto de agricultura orgánica, sostenible y circular, utilizando buenas prácticas agrícolas respetuosas con nuestro medioambiente.

Elaboramos productos bajo demanda a partir de plantas medicinales y aromáticas, obteniendo esencias con 100% de pureza y con procesos de extracción ecológicos.

 

La nutrición de las plantas se realiza utilizando biofertilizantes como compost, vermicompost y digestato seleccionados, todos desarrollados en nuestras instalaciones, los cuales nos permiten mejorar la riqueza de los vegetales de forma permanente.

 

Producción de aceites esenciales

Los aceites esenciales de las plantas aromáticas son una mezcla de sustancias aromáticas concentradas en forma de minúsculas gotas en diferentes partes de la planta: las hojas, la raíz, las flores, el tallo y las semillas.

Estos aceites poseen muchas propiedades terapeúticas y tienen múltiples aplicaciones en cosmética, perfumes y en el área farmacéutica, entre otras.

 

Al ser sustancias muy concentradas, se deben manejar con precaucación. Se deben utilizar aceites muy puros, sin ningún tipo de alteración, diluidos en otro como base en un porcentaje que puede variar entre el 1 y el 10% dependiendo de la aplicación.

Por ejemplo, para masajes corporales la dilución puede estar máximo en el 3%, ya que a través de la piel los aceites ejercen una determinada acción en las células y en los tejidos.

 

Para que los aceites esenciales sean eficaces, las plantas de donde se obtienen deben provenir de cultivos orgánicos, cuidadas y recolectadas con esmero y atención.

 

En Aroma elaboramos diversos tipos de aceites:

  • Esencia de lavanda
  • Esencia de menta
  • Esencia de Eucaliptus
  • Mezclas de plantas aromáticas

 

 

Elaboración de infusiones

 

La infusión es una de las formas más sencillas de utilizar y aprovechar las propiedades de las plantas medicinales. En general, sirven de ayuda para reforzar el sistema inmunológico o combatir diversos problemas de salud. Asimismo, pueden actuar como calmantes o sedantes suaves.

 

Entre los preparados más habituales están las tinturas, pomadas y cremas, además de su aplicación en forma de baños terapéuticos o de condimentos alimenticios.

De entre todas las infusiones, probablemente la más consumida es el té. Pero existe una gran diferencia entre el té preparado que compramos en los supermercados y las infusiones de hierbas medicinales.

 

En Aroma preparamos infusiones a granel a petición de nuestros clientes. Para ello, los órganos seleccionados de las plantas son deshidratados, triturados y almacenados en bolsas de papel herméticas y reciclables.

 

Estas son algunas de las infusiones que producimos:

  • Té de menta
  • Té de melisa
  • Té de manzanilla
  • Té de caléndula
  • Mezcla de menta, melisa y manzanilla
  • Mezcla de caléndula y manzanilla